Este fin de semana, y ayer, las zonas costeras han sufrido el poder del mar en estado puro. Pueblos como Bermeo, Zarautz, Orio, etc. junto con Donostia, Gijon o la zona de Galicia han vivido momentos duros. Las imagenes son como para aguantar la respiración y prepararnos para nadar. A muchos, seguro que nos ha venido a la mente la película Waterworld con Kevin Costner de protagonista.

Bares, restaurantes, discotecas, comercios de barrio, barcos… y seguro que alguna empresa que tenía un lugar con vistas privilegiadas al mar, ahora estarán haciendo recuento de daños. Para estas empresas. Llega el momento de aplicar el Plan de Continuidad!

Si tuviera un Plan de Continuidad…

debería estar realizando lo que previamente estaba pensado. No es hora de hacer grandes reflexiones, es hora de demostrar alos clientes que estamos preparados y que nos preocupan.ola-rompe-kursaal

Posiblemente los daños seran cuantiosos. Dejaremos de trabajar como hasta ahora (supongo que el agua marina ha hecho estragos), pero el Plan de Continuidad había previsto algo parecido. Quizas no estrictamente una ola marina, pero unas inundaciones o el fuego son dos riesgos muy habituales de contemplar en los planes.

Pues se trata de una inundación, así que hora de ponerse a ver si lo que habiamos pensado es aplicable. Toca que la Dirección se reuna, decida y lo más importante, que las decisiones se transmitan a trabajadores y sobretodo a clientes.

Mientras tanto, los del área informática estarán preparando un sitio nuevo para que esté todo en marcha en tiempos aceptables. Recordar, lo importante no es cumplir lo que pone el Plan, lo importante es responder a los usuarios de forma que podamos atender a los clientes del negocio.

El Plan debería de tener conceptos como, proveedores que nos puedan atender, sitios a donde podamos ir a trabajar, sitios donde podamos poner los servidores,…

Si no tuviera un Plan de Continuidad…

me estaría acordando de lo que pasó en la Torre Windsor de Madrid.  Sabéis que hay dos tipos de empresas que estaban en la Torre? Las que no volvieron a abrir, y las que si.

En esta situación, lo mejor es hacer una reflexión rápida de que es lo que realmente necesito para sobrevivir (esto es lo que se hace a la hora de definir un Plan de Continuidad). El problema que en vez de hacerlo de forma tranquila, vamos a pasar por mucha presión.

MAL TIEMPO EN SAN SEBASTIÁNSea cual sea la decisión tomada, se ha de ejecutar. Puede que parezcan locas, pero mientras no sean descabelladas. Hay que ejecutarlas. El peligro de no tener un Plan es empezar a intentar resolverlo todo a la vez. Todo es importante pero hay que priorizar. Picar de muchos sitios y no terminar de resolver nada es lo peligroso para la empresa.

Consejos de consultor

Hagas lo que hagas, habrá personas que no se lo tomen bien. Siempre. Lo importante es retomar la actividad para que la empresa no muera.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">