RGPDUn concepto que parece no entendemos en general, es el concepto de Tutela de Datos. Ante la actualización de la LOPD en base a la directriz Europea conocida como RGPD que se pondrá en marcha el próximo marzo del 2018, recuerda, Mis Datos son como mi coche.

La comparación es tan sencilla como cuando llevas el coche a un taller a cambiar el aceite o las ruedas (De quién es el coche? Quién lo tiene?). Está claro que nosotros esperamos de ese taller un cuidado exquisito del coche y que no lo use para hacer carreras nocturnas. Pues con los Datos Personales, la Tutela de Datos, es lo mismo. Si entregamos los datos para una Finalidad (que me envíen un pedido, que me faciliten un servicio…) lo que espero es que tengan un cuidado exquisito con los Datos y que no los repartan por ahí.

Aprovechando el símil, es lo mismo que si el taller tiene que enviar una pieza a reparar a fábrica, el coche sigue siendo mío. Con los Datos, hay veces que la empresa que nos ofrece algún servicio no puede hacerlo por sí misma y tendrá que dejar mis datos, pero como con el coche, tenemos que exigir un trato exquisito.

Obviamente el coche es algo tangible y lo veo, mientras que el Dato Personal puede parecer algo menos importante, PERO NO LO ES. Parece muy grave robar un coche, pero una tontería copiar el nombre, Dirección y perfil de compra de una persona.

Una reflexión de Consultor para entender mejor la RGPD

Más de uno estará actualmente haciendo pruebas de selección en las que se someten a exámenes psicotécnicos, entrevistas con especialistas en RRHH… saber que es nuestro derecho el conocer la información que se maneja sobre nosotros. Tenemos el Derecho a saber qué información es la que se tiene de nosotros y si queremos que ésta se use. Seguro que si la pides y exiges que no se use, saldrás del proceso de selección, aunque con la información que recopilan algunas pruebas de selección (desmesurada en muchos casos) podemos conocer que es lo que se percibe de nosotros.