Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :
img

Ley 39 2015

Hoy, 4 de septiembre de 2018, el BOE ha publicado que la Ley 39/2015 y la 40/2015 por las que se establecía el conocido Procedimiento Único o Procedimiento Electrónico tiene dos años más de plazo para su cumplimiento.

La Ley 39/2015 que debía cumplirse para octubre, el mes que viene, ahora tiene 2 años más. Un error.

Qué se solicita en la Ley 39/2015

La ley establece que el procedimiento en la Administración Pública ha de ser único y electrónico. Lo que supone que en la Administración iba a dejar de tener valor la firma de papeles.

Supone que cuando entregues un papel, lo válido será el escaneado que haga la persona técnica y quedará con un certificado digital. Accesible para la parte de la Administración que lo necesite.

Supone también entender la Administración como única. Pudiendo entregar cualquier reclamación, actualización, corrección en cualquier punto y que este llegue a su correcto destino (entregar en Canarias un formulario completado y que este se entregue en tu ayuntamiento, por ejemplo).

Supone, que la administración dejará de utilizar como elemento básico de documentación papeles, y lo único que tendrá valor auténtico, será el elemento digital.

Un cambio en la forma de trabajar que la Administración Pública requiere para ayer.

Por qué dar dos años más de plazo

En la lectura del BOE viene a decir que gran parte de la Administración ha sido incapaz de llegar a tiempo a cumplir la Ley 39 2015. Ha faltado capacitación, presupuesto e interés (esto último lo digo yo).

Así, a falta de un mes, se publica un Real Decreto para aliviar al 95% de la Administración (dato que me lo he inventado) que no ha llegado a cumplir. Algunas un cumplimiento del 20%, la mayoría en un 75% y alguna habrá que supere el 90%.

Un error dar dos años más

Creo que pese a la situación de incumplimiento generalizada, forzaba y argumentaba la necesidad de cambios inminentes. Cambios en la relación que puede tener la ciudadanía con las Administraciones. Con información más accesible y en tiempos más actuales gracias a la automatización.

Esta ley 39 2015 debe provocar cambios drásticos en las personas funcionarias. Para que dejen de ser meros registradores de solicitudes y pasen a ser expertos en materias que aporten auténtico valor a la sociedad.

Al fin y al cabo, se trata de una ley que provocaría la auténtica Transformación Digital en la Administración Pública.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This div height required for enabling the sticky sidebar