La semana pasada se daba a conocer la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) respecto el derecho al olvido en los buscadores. El veredicto establece que cualquier persona tiene el derecho a la cancelación de sus datos en los buscadores siempre que la información enlazada se refiera a datos que puedan suponer una lesión para el afectado.

Haciendo un resumen de la sentencia, se traduce en que si encontramos páginas enlazadas sobre nosotros que puedan hacernos daño en las búsquedas de Google, Bing… podemos solicitar a los buscadores que desaparezca esa página de la búsqueda. El conocido “Derecho al Olvido”.

Esta sentencia asume que parte de la culpa de que estén publicadas páginas con información de esta índole, es de los buscadores. Eso les pasa por ordenar demasiado bien la información. Al final resulta que ser bueno conlleva que te veas perjudicado…

Incongruencias de las leyes

Empecemos hablando por el Derecho al Olvido: Existen casos en los que cumplir las leyes es imposible. Imposible porque una se solapa con otra y es cuando tenemos el lío. Conozco el caso de alguna Diputación en la que se han seguido los siguientes pasos…

  1. Se identifica la necesidad de apoyar a las mujeres que han sufrido un ataque de violencia de genero. A veces algunas ideas nacen con un buen objetivo.
  2. Se decide entonces, facilitarles una VPO a este grupo de mujeres para que puedan encontrar un nuevo hogar y empezar una nueva vida.
  3. Entonces se establecen cuales van a ser las VPO a entregar. Al ser una entrega de VPO, esta información requiere que aparezca en el Boletín correspondiente.
  4. Se publica en el Boletín la información de las personas a las que se les ha entregado la VPO, con nombres y direcciones.

Resultado: Tenemos publicado en el Boletín un grupo de mujeres bajo Violencia de Género con su nueva residencia. Ideal para que el correspondiente maltratador pueda saber sin gran esfuerzo la nueva dirección…

Quién ha hecho mal su trabajo? Realmente nadie. Cada una de las áreas implicadas han actuado según les obligan las leyes establecidas, pero nadie ha velado por el conjunto en general…

Y ahora qué hacemos? Porque borrar un Boletín es complicado…

La ley referente al Derecho al Olvido, nos da opción a que esos datos dejen de ser públicos, pero no es un poco tarde? No debería de plantearse alguna otra cosa?

Google y su buena labor

Google ha sido capaz de crear una herramienta que indexa todo lo que hay en internet, a menos que no le digamos lo contrario. Su capacidad de indexación y de luego ordenar toda la información según los criterios de búsqueda es una herramienta que se ha convertido hoy en día indispensable para casi cualquier usuario en internet.

Podríamos decir que los intereses de Google (sin saber realmente cuales son) están en que el mayor  número de usuarios posibles siga utilizando el buscador. Por ello, cada pocos meses actualiza el buscador y nos martiriza a todos con el SEO. Lo hace para seguir estando en la cresta de la ola y que sigamos usando sus anuncios por los que gana cantidades ingentes de dinero. Por lo que su fin inicial, es que el buscador sea bueno para que las personas lo sigamos utilizando.

Bueno es lo mismo que con capacidad de aplicar el Derecho al Olvido? En base al dictamen del Tribunal… Si. Por lo que Google, que realmente no se preocupa en generar información de nadie (en esto anda con mucho cuidado) desde ahora va a tener que diseñar un mecanismo para resolver lo que otros no sabemos hacer bien.

Conclusiones de Consultor

La culpa de que Webs publiquen lo que no deben de publicar, se la estamos echando a Google. Por tener la capacidad de hacer encontrable la información que de otra manera nunca llegaríamos a encontrar de esas webs.

No deberíamos de preocuparnos más por el hecho de que no se publique de ninguna manera?