Si, hoy me encuentro decepcionado. Con Google, con Google Analytics y con el SPAM. Algo no funciona bien. Los datos ya no son buenos, hay SPAM 🙁 la fórmula que comentaba de limpiar SPAM en Analytics ya no es suficiente.

Tengo un proyecto en el que estoy implicado que requiere de información veraz para la toma de decisiones. Se trata de la venta de vino Rioja en internet en BodegaExperience.com. Al ser un proyecto nuevo y pequeño, con presupuesto ajustado, el truco está en la toma de decisiones mediante información. El comportamiento (% de rebote, páginas vistas…) y la procedencia de las visitas resulta por lo tanto vital. Toda la información que se obtenga, ha de ser para orientar los esfuerzos.

Primeros pasos

Tras experiencias vividas en distintas webs, soy consciente de que hemos de utilizar un gran número de filtros, para evitar el SPAM. Para ello, utilizo y tendré que seguir utilizando la fórmula descrita al principio.

Generando Filtro de SPAM en Google Analytics

Por desgracia, los filtros vía SPAM, son una solución pasiva, es decir, el filtrado es a posteriori y en tus gráficas de visitas y comportamiento se mantendrán. Así que hemos de ser conscientes de ello.

La tragedia del SPAM en búsquedas orgánicas

Si creías que el único SPAM en Analytics era el generado por las Fuentes de procedencia del tráfico, te darás cuenta que no es así. En la labor de SEO, una de las vistas más acertadas es la de Audiencia >> Visión General a la que se le incluya un Segmento que se denomina Tráfico orgánico. Pero el SPAM en Analytics es más listo de lo que en principio pensaba. Ahora ya son capaces de simular visitas del tipo búsqueda orgánica. 

Te vas a encontrar con una serie de visitas desde Tráfico orgánico con tasa de reboto 100% y tiempo en página de 00:00:00. Posiblemente de procedencia Rusa. Lo peor de todo, es que cuando empiezas a ver estos resultados, crees que tu trabajo como SEO está siendo positivo y requiere un rato largo para identificar que puede ser SPAM. Las gráficas de visitantes son muy vanidosas.

Ante esta situación, para el caso de Bodega Experience, la propuesta más sensata en base a esos datos sería el trabajar la web para vender en Rusia (si, ahora estamos a tiempo de plantearnos algo así). Pero siendo conscientes de que se trata de SPAM, de que los datos no son verídicos, hemos de volver a la realidad y actuar en otro ámbito.

Y yo me planteo…

¿Será Google capaz de corregir esta situación?

¿Deberemos de cambiar de herramienta?

¿Existen soluciones ante esta situación? Algunas si, y tiene que ver con establecer un segmento concreto que ya os explicaré en otra ocasión 🙂