La masa del pan

Siempre he sido una persona inquieta, lo que comúnmente se conoce en las empresas por proactiva. En muchos casos excesivamente proactiva, lo que comúnmente se conoce también como “flipado”. Tiene sus pequeños inconvenientes ya que con personas a las que no les gustan los cambios les genero angustia, pero también sirve para provocar el cambio. A positivo. Así es como nace UrTanta, el concepto de mi perfil profesional, el perfil profesional de Andoni Martin.

La idea feliz

En base a mi experiencia, hará más de un año que se me ocurrió una idea de poner en marcha un Centro de Atención a Usuarios (CAU) para servicios informáticos orientado a la PYME. La idea viene de lo que vivía en la pequeña empresa y los beneficios que veía que se generaban en las grandes empresas dedicadas a la externalización de estos servicios pero con el objetivo claro a Grandes Empresas. La idea la presenté a la Dirección de la empresa en la que estaba en aquel momento, pero se desestimó o simplemente, como otras muchas ideas, se dejó de lado. Por aquello de que soy un flipado.

El primer detonante

Frente a esa situación (inquietud y desestimación) decidí generar mi perfil profesional en las redes sociales (Twitter, Facebook, Blog…). Una forma de decir lo que pienso profesionalmente sobre diferentes temáticas que me interesan, dejando de lado mi parte más personal (para eso tengo a @AntxonMS). Hacia finales de año, tuve la oportunidad de asistir a una charla que dio @copyloto en la que decidí tener una actitud todavía más proactiva en el Blog y definir cuáles son mis intereses más detenidamente.

La explosión

Cosas de la vida, tuve la oportunidad de cambiar de trabajo en el mes de Febrero y pasar de ser consultor que trabaja muchas horas, a la Admin Pública donde el horario se cumple y además es más reducido. No soy funcionario pero trabajo en una SA conformada por fondos públicos. Frente a esta situación mis inquietudes seguían ahí y decidí formalizar la idea de UrTanta. Así surgió la Web en la que estáis.

La carrera hasta.. la meta?

Eran líneas en las que trabajar y conocimientos que no me gustaría se perdieran en el olvido, así fui generando el contenido y un Plan de Negocio que presenté en el área de Desarrollo Local de Ermua. La idea era trabajar por las mañanas en el puesto de trabajo y calmar mi inquietud por las tardes aportando los conocimientos adquiridos en diferentes empresas o dando formaciones. A principios de junio surgió la posibilidad de participar en la iniciativa del cheque e-commerce propulsada por la SPRI y decidí que era hora de formalizar la situación.

La Duda razonable

La idea era buena y al parecer estaba tan bien definida que al presentarla al área de Desarrollo Local de Ermua, no dudaron en facilitarme un sitio en el Izarra Centre. De hecho tenía apalabradas varias cosas para poder empezar a trabajar y el propio área de Desarrollo Local me había facilitado mucha ayuda. Pero. Siempre hay un pero para una historia que parecía que iba tan bien. En una sesión de la asociación Pribatua me dijeron que existía un posible conflicto entre trabajar para la Administración Pública y desarrollar una actividad relacionada (mi intención siempre había sido trabajar con empresas no-públicas para evitar cualquier problema). Como me gusta hacer las cosas bien, pregunté en el trabajo y me dijeron que desestimara la idea por incompatibilidad.

La Resolución

Por no haberlo preguntado antes, me dijeron que si que existía una incompatibilidad y por lo tanto evitara cualquier tipo de formalización de la actividad. Frustración. Finalmente desestimé el Plan de Negocio y lo comuniqué a Desarrollo Local Ermua.

Conclusión

Todo el mundo me ha aconsejado trabajar en B, pero desde el principio la idea es hacerlo bien. Ahora el Plan de Negocio de UrTanta se ha convertido en el listado de inquietudes y temáticas sobre las que leo, investigo y si me preguntas intento responderte. Es lo que se llama mi marca personal, UrTanta.