Quizás la charla más esperada de hoy, por lo menos para mí, era la de AirBnb, con Patrick Robinson.

Empieza transmitiendo el concepto de la experiencia de compartir, que es de lo que trata AirBnb según ellos. Personas reales, compartiendo experiencias gracias a las casas que están en la web de AirBnb.

Sabiais que AirBnB viene de AirBed&Breakfast? Pues yo no, y algo nuevo que me llevo. La idea nació, como en otros muchos casos de los expuestos en el EEC European Ecommerce Conference, de una necesidad. Una convención en San Francisco en la que el alojamiento se ofrecía en casa de unos emprendedores.

Nos presenta, lo creciente economía colaborativa que se está moviendo.  Nos referimos a un movimiento que facilitado por Internet, permite que las personas compartamos necesidades y colaboremos en soluciones, con un potencial de 268 BILLONES de euros para el 2025. No solo hablamos de ahorro en costes, hablamos de generar hábitos de comunicación totalmente disruptivos.

En AirBnB verifican al usuario y aseguran las transacciones. Además también dan garantías a las personas que ponen a disposición sus casa y se valen de las valoraciones de ambas partes. Seguridad y valoración social, ese es el resumen de cómo funciona AirBnB o en definitiva nos explica de como es una red colaborativa.

Respecto a las valoraciones en AirBnB, para que no haya incentivos de valorar mejor o peor, según te haya valorado el lado opuesto, publican las dos valoraciones a la vez (la del visitante y la del casero/a). Gran idea!

Otra vez, desde AirBnB se pide adecuar la ley a las nuevas formas de existir, de movernos, de relacionarnos que tenemos las personas en este siglo. Llegarán a tiempo?

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">